Sucede todos los días. Editoriales, librerías, universidades y centros culturales transmiten por diferentes canales de internet entrevistas y encuentros con escritores y lanzamientos de nuevos libros. Golpeado por la pandemia y las restricciones sociales que impone, el mundo literario sigue activo por Instagram y Facebook. Ahora el desafío llega para los eventos masivos: la próxima semana arranca la versión virtual de la Lluvia del Libro, una feria que organiza Editores de Chile, y a inicios de octubre se realizará de forma online el Festival de Autores, creado por la Corporación del Libro y la Lectura. Incluso la tradicional Feria Internacional de Libro de Santiago podría tener una edición a través de la pantalla.

“Con la incertidumbre que tenemos hoy es imposible pensar que un evento como la Feria del Libro de Santiago pueda ser presencial, pero estamos definiendo cómo reiventarnos de manera virtual para darle una salida a una tribuna que ha sido muy valiosa para el mundo del libro”, dice Eduardo Castillo, presidente de la Cámara Chilena del Libro, organizadora de la feria que solía realizarse a fines de octubre e inicios de noviembre en la Estación Mapocho. Mientras ellos definen el formato, Editores de Chile ya tiene en marcha la versión digital de la Lluvia del Libro: se realizará entre el jueves 27 de agosto y el domingo 6 de septiembre a través del canal de YouTube de la organización, en el que se transmitirán lanzamientos de libros, conversaciones, talleres y cuentacuentos.

De la lluvia al festival

“El año pasado partimos la Lluvia del Libro como una feria tradicional, pero ahora la pensamos más como un espacio de actividades culturales. Les pedimos a las 80 editoriales asociadas que organizaran una actividad para ser transmitida online”, cuenta Francisca Jiménez, presidenta de Editores de Chile, precisando que, si bien en este formato se pierde el sentido de exposición y venta de libros, habrá lugar para el comercio: durante el encuentro, el sitio de la entidad (Editoresdechile.cl) tendrá enlaces para hacer compras. El formato será similar al BookDay, que organizó Editores de Chile a fines de junio.

Entre las actividades de la Lluvia del Libro se cuenta el lanzamiento del nuevo libro de poesía de María José Ferrada, “Había una luz o algo parecido a una luz” (Usach), como también de “Entrelíneas” (Asterión), compilación de tiras de humor político de Jorge Montealegre y Hernán Venegas. Además participarán, entre otros autores, Carlos Tromben, Carla Zúñiga y Miguel Laborde, quien tendrá un diálogo sobre su libro “Chile Geopoético”.

Realizado desde 2018, el Festival de Autores (FAS) surgió como una alternativa a las ferias de libros y se centró en reunir a los autores con los lectores. El año pasado convocó a 20 mil personas en el GAM. En su tercera versión, los encuentros serán virtuales: se realizará entre el viernes 2 y el lunes 5 de octubre, a través de una plataforma web específicamente diseñada. “No quisimos que la pandemia fuera una excusa para no realizarlo este año; todo lo contrario: era un desafío para trabajar un nuevo formato y obtener todos los beneficios de este, como la oportunidad para llegar a un público más amplio, de regiones y fuera de Chile”, cuenta Daniela Correa, directora ejecutiva de la Corporación del Libro y la Lectura, que organiza el evento.

A través del sitio www.libroylectura.cl, el FAS será inaugurado por la escritora Isabel Allende y en los días posteriores habrá alrededor de 90 actividades en vivo, en las que participarán, entre otros, el astrónomo José Maza, la escritora argentina Camila Sosa, el filósofo Gastón Soublette, la psicóloga Neva Milicic, la poeta Rosabetty Muñoz, el periodista Pedro Cayuqueo y el narrador Marcelo Simonetti. Correa adelanta que el FAS tendrá seis salas simultáneas con eventos y para ingresar habrá que inscribirse con el e-mail. En cada actividad habrá un chat para que los asistentes puedan hacer preguntas. También contará con una librería online.

LEER MÁS
 

En línea:

Lanzan dos tomos de las obras completas de Mistral

Ayer, a través de Facebook Live y en el marco de la celebración de los 207 años de la Biblioteca Nacional, se lanzaron los tomos IV y V de la “Obra Reunida” de Gabriela Mistral. En la presentación en línea estuvieron presentes, entre otros, Consuelo Valdés, ministra de las Culturas, y el director de la Biblioteca Nacional, Pedro Pablo Zegers.

Publicado bajo el sello Ediciones Biblioteca Nacional, el tomo IV abarca toda la poesía que la Premio Nobel dejó inédita y dispersa, presente en libros como “Almácigo”, de Luis Vargas Saavedra. El tomo V, en tanto, contiene la obra en prosa poética.

LEER MÁS
 

Campaña solidaria:

Club Thelonious solicita ayuda a sus seguidores

en pandemia

Desde 2003 es el espacio donde el jazz chileno ha tenido el mayor crecimiento, con conciertos toda la semana, lanzamientos discográficos, festivales y visitas internacionales, como la recordada actuación de Wynton Marsalis. Ahora, el club Thelonious, ubicado en el barrio Bellavista, llama a sus seguidores a apoyar económicamente su subsistencia en tiempos de pandemia. Toda la información para hacer donaciones se encuentra en la cuenta de Facebook Thelonious lugar de jazz. En tanto, el club anunció próximas actividades musicales a distancia, con los grandes solistas de la escena local.

LEER MÁS
 

Sin límites ni mayores indicaciones, la invitación fue a capturar las emociones de estos tiempos de pandemia y, sobre todo, del encierro. Y las cuarenta autoras convocadas por el Capítulo Chileno del National Museum of Women in the Arts (NMWA) respondieron desde su máxima intimidad. Hicieron imágenes, como la de Francisca Reyes, que mezclan el tedio de la rutina infinita y una buena dosis de humor. Otras sintonizan con la vulnerabilidad que produce la cercanía de la muerte, y otras abordan los espacios de esperanza y gratitud que ocurren aun en confinamiento.

Todas se exhiben en “Historias de un encierro”, muestra disponible en el sitio CapituloChilenoNMWA.cl, mientras la apertura de la exposición en CV Galería pueda ser viable. El curador fue Felipe Forteza, quien explica: “Las percepciones y emociones frente a lo que experimentamos en este tiempo de pandemia son tan particulares como íntimas. Por eso, la invitación fue totalmente abierta”.

Entre las participantes están Maite Zubizarreta, quien presenta una imagen con foco en la luz y la contemplación; Marilú Ortiz de Rozas, con un retrato de su hija al amanecer; Carolina Delpiano, con una instantánea sobre las nuevas formas de habitar y sentir el hogar, y Francisca Montes, quien contrasta la angustiante experiencia individual con la mirada colectiva.

“El arte conmueve, enriquece la sensibilidad, incentiva la creatividad y genera un registro y análisis de la realidad, pensando en las próximas generaciones. De ahí el enorme valor de documentar una de las experiencias más importantes de la historia reciente”, dice Forteza, vicepresidente del Capítulo Chileno del NMWA.

LEER MÁS
 

El francés Jean-Claude Michéa es un filósofo de izquierda que, sin embargo, cultiva un conservadurismo crítico. Lo hace en “El imperio del mal menor: ensayo sobre la civilización liberal”, libro recién publicado en Chile por el Instituto de Estudios de la Sociedad (IES), con prólogo de Manfred Svensson y Daniel Mansuy, investigadores del IES y profesores de la Universidad de los Andes (el libro está disponible en formato digital en Amazon e Issuu).

Según Michéa, el liberalismo de mercado actual es el desarrollo lógico del liberalismo político de autores como Adam Smith y Benjamin Constant: “Esto significa que el mundo sin alma del capitalismo contemporáneo constituye la única forma histórica bajo la cual esta doctrina liberal original podía haberse realizado”, escribe. Nacido como respuesta a las guerras de religión en Europa, el liberalismo, temeroso de las distintas ideas y proyectos de bien, apuesta todo a limitarlas, a la autoconservación del individuo, nada más. Es una política del “mal menor”.

Michéa reivindica el “sentido común” o “common decency”. Idea que toma de George Orwell, dice Manfred Svensson: “La creencia de Orwell en cierto sentido es muy sencilla: que el hombre común reconoce cierto núcleo de integridad y amistad, de trato decente respecto del otro; reconoce que la lógica del dar, el recibir y el devolver merece ser honrada. Esto puede parecer muy elemental. Pero dada la tendencia a mirar toda muestra de generosidad con cinismo, como si siempre pudiésemos desenmascarar un interés egoísta tras la acción humana, es fundamental recuperar el reconocimiento de esta decencia común”.

Hay límites

“El imperio del mal menor”, un libro escrito por un socialista, es publicado en Chile por un centro de estudios conservador. La paradoja se salva si consideramos que, como reconoce Daniel Mansuy, “la crítica al individualismo puede encontrarse en la tradición conservadora y en la socialista, pues en algún sentido ambas corrientes reivindican el carácter social de la persona”. Por eso Michéa también es crítico de la izquierda que, dice, ha abrazado el individualismo y el progresismo.

En línea con esa crítica a los progresismos de derecha e izquierda, Mansuy y Svensson hablan en el prólogo de “rehabilitar la noción de límite”. Una cuestión antropológica que da origen a la modernidad, dice Mansuy: “¿Es el hombre capaz de dominarlo todo, a la naturaleza y a sí mismo? La promesa moderna es precisamente que podríamos controlar el mundo. La crisis ecológica es uno de los fenómenos que nos ha mostrado que hay allí más de un problema. La pregunta también está abierta respecto de las posibilidades que ofrece la técnica, por mencionar un caso, para manipular genéticamente nuestra descendencia. Mi impresión es que resulta imprescindible rehabilitar la perspectiva de los límites. Desde la izquierda, Michéa tiene una impresión parecida: según él, la adhesión de la izquierda al progreso ilimitado no podrá defender a los más débiles”.

LEER MÁS
 
Ver Más Publicidad